Las 3 Claves de la Educación Ambiental

3 Claves de Educación Ambiental
Scroll

Un día como hoy hace 46 años se celebraba en Belgrado el “Seminario Internacional de Educación Ambiental” (declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas), esta congregación fue pionera no solamente en reunir grandes autoridades de más de 70 países, sino también en poner sobre la palestra un problema importante a la hora de plantearse objetivos de corto y largo plazo sobre el cuidado del medio ambiente. 

Hoy, 46 años después, la “amenaza” del cambio climático pasó de ser una posibilidad incierta a convertirse en un hecho irrefutable. Esto nos obliga a tomar acciones inmediatas de mitigación y reversión de esta crisis para asegurar la conservación de nuestro planeta. El aspecto fundamental para avanzar hacia la solución de esta problemática se encuentra en el desarrollo de una buena Educación Ambiental, pero ¿Cómo lograremos que esta sea “buena” o de “calidad”? Para ello hemos planteado 3 claves principales para asegurar esta educación ambiental

1.Tomar Conciencia:

Sabemos que la empatía no viene necesariamente de haber vivido una experiencia específica, sino del entendimiento profundo del tema en cuestión. Cuando hablamos de medio ambiente, este entendimiento se puede modelar desde el conocimiento con una educación temprana, consciente y consistente sobre los cuidados que requiere el planeta. Teniendo estas herramientas, aflorará la capacidad de los individuos de sentirse afectados por acciones que degraden el ecosistema, por lo que evitarán naturalmente esas acciones e invitarán a otros a replicar buenas prácticas. 

2.DESARROLLAR Capacidad de Evaluación:

Es común enfrentarse a situaciones de decisión relacionadas al tema, como botar o no un plástico en el contenedor de residuos orgánicos o usar el auto para ir al trabajo en vez de usar una bicicleta. Estos son ejemplos cotidianos que podrían parecer irrelevantes si no tenemos la capacidad macro de evaluar la situación. El desarrollo de esta capacidad viene del aprendizaje continuo que tengamos sobre esta materia. La educación en este contexto no solo se trata de impartir cursos en una escuela o universidad, sino que es un proceso continuo que debe apoderarse a diario de cada paradero, estación de metro, cartel de publicidad y/o proceso productivo, transformando los espacios públicos y privados en plataformas de concientización masiva.

3.ParticipaR:

Se refiere a la acción de actuar y predicar sobre el tema, ser “influencers” con aquellos que nos rodean, promover el uso de energías renovables desde lo macro de la sociedad (como las industrias), hasta el núcleo conformado por nosotros, los individuos. Esta es la clave más importante en la actualidad, pues sin participación y difusión los esfuerzos de muchos se verán opacados por el desinterés o desconocimiento de otros. Es vital priorizar la educación ambiental en las comunidades si queremos mitigar y revertir el cambio climático y de esta forma asegurar el bienestar de esta generación y de las que vienen.

Menu